Drenaje Linfático Manual (Post-Operatorio)

Es un masaje indoloro que se realiza con manipulaciones suaves, lentas y repetitivas. Se puede realizar en todo el cuerpo o en una zona localizada. Su principal función es activar la circulación de la linfa para que esta no se estanque ni se sature de sustancias de desecho o gérmenes nocivos. Además, favorece la oxigenación, fortalece el sistema inmune, tiene un efecto analgésico a nivel muscular y ayuda a evitar que se formen edemas.

La linfa se encarga de absorber y transportar los desechos celulares, los glóbulos de grasa y gérmenes nocivos que son desechados en el transcurso del día por medio del sudor y la orina. Esta filtración también evita que las bacterias, las células cancerosas y otros agentes infecciosos entren en la circulación sanguínea y se distribuyan por todo el organismo.

  • Ayuda a eliminar los líquidos y desechos que genera una cirugía.
  • Se recomienda como tratamiento posparto, especialmente después de cesárea.
  • Desintoxica el cuerpo.
  • Refuerza y estimula el sistema inmune.
  • Combate el agotamiento.
  • Mejora la irrigación sanguínea.
  • Elimina los edemas y la inflamación.
  • Ayuda a personas con fibromialgia.

Contamos con terapeutas capacitadas en esta técnica de masaje. Es recomendable una valoración previa al tratamiento para poder realizarlo de manera segura y adecuada, es importante tomar abundante líquido posterior al tratamiento para mejor resultados.

Una sesión de drenaje linfático manual de cuerpo completo es de 1 hora con 30 minutos. Y de una zona en específico entre 40 y 50 minutos con nosotros. El número mínimo de sesiones recomendado es entre 6 y 10, dependiendo del estado de la paciente.

 

Este masaje se puede realizar en todo el cuerpo o en zona localizada, se recomienda posterior a una cirugía ya que ayuda a una rápida recuperación, debido a que estimula la zona intervenida, para eliminar muy rápido los líquidos, desechos y agresiones que genera una intervención quirúrgica.

CONTRAINDICACIONES

No es recomendable en caso de: problemas de circulación severa, estar en tratamiento de cáncer, infecciones agudas de origen viral y/o bacteriano. En caso de embarazo, se realiza solo en zona de piernas.