Radiofrecuencia Corporal

La celulitis afecta a muchas mujeres y suele acompañarse de grasa y retención de líquidos. La flacidez se define como una disminución cutánea propia del envejecimiento natural o acelerado. Ambos problemas se pueden contrarrestar con este tratamiento que utiliza el calor profundo y controlado para desencadenar una escalada de reacciones que promueve la formación de nuevo colágeno tanto en la piel como en el tejido subcutáneo, permitiendo que todo el tejido adquiera firmeza y el engrosamiento de la piel.

  • Combate la celulitis y el aspecto ondulado o de colchón de la piel.
  • Elimina grasa localizada en zonas pequeñas.
  • Estimula la producción de colágeno (creando un efecto tensor de la piel).
  • Combate la flacidez.
  • Moldea el cuerpo.
  • Mejora la circulación de la piel.

En CLINICUM contamos con cosmetólogas, aparatos con las últimas tecnologías del mercado y protocolos eficaces. Los resultados son visibles generalmente desde la primera sesión.

Una sesión de Radiofrecuencia con nuestros equipos dura entre 45 y 50 minutos. Se recomiendan dos sesiones por semana número de sesiones pueden ser de 6 a 12.

 

El efecto del tratamiento se aprecia de forma gradual y progresiva, dependiendo del estado en el que se encuentre el colágeno de la persona. Terminado el tratamiento, el efecto de la radiofrecuencia sigue mejorando gradualmente hasta dos o tres meses posteriores. Se recomienda dar un mantenimiento de pocas sesiones cada 12 o18 meses.

CONTRAINDICACIONES

No es recomendable en casos de embarazo, lactancia, personas con marcapasos, cáncer, cardiopatías graves, con prótesis metálicas y desfibriladores.