Limpieza Facial Básica

La Limpieza Facial Básica consiste en realizar una exfoliación con producto adecuado al tipo de piel, quitamos imperfecciones haciendo una extracción de puntos negros, espinillas e impurezas, posteriormente aplicamos una mascarilla que generalmente es para hidratar o acorde a las necesidades de cada tipo de piel.

Ayuda a mantener la piel limpia, libre de impurezas mejora su apariencia y aspecto, ayuda a mantener los poros limpios, devuelve al rostro brillo y luminosidad.

En CLINICUM contamos con cosmetólogas preparadas y capacitadas, productos adecuados a las necesidades de cada paciente. Garantizamos resultados desde la primera sesión.

 

Se recomienda realizar una limpieza facial cada seis meses, pero si estas expuesta al sol, polvo, aire o luz artificial constantemente puede realizar esta limpieza cada tres o cuatro meses. También es importante usar un filtro solar diariamente.

Es básico realizar una limpieza antes de iniciar un tratamiento de corrección facial ya que preparamos la piel para que los resultados sean más rápidos y facilitan una óptima absorción de productos cosméticos.

CONTRAINDICACIONES:

Los riesgos son mínimos, siempre que los realice una cosmetóloga o un profesional capacitado.

No se aplica en pieles que han sido agredidas por otros tratamientos hasta que esta esté recuperada, tampoco se aplica cuando la piel esté con alguna alergia.