Faciales de Rejuvenecimiento con Peelling (Ácidos Orgánicos)

Los peelings que hacemos en CLINICUM son realizados con ácidos origen natural. Estos ácidos estimulan la exfoliación de la piel y penetran a nivel subcutáneo.

Los ácidos se extraen de plantas, frutas, verduras o de la leche agria; los más conocidos son:

  • Ácido láctico: extracto de la leche.
  • Ácido mandélico: extracto de las almendras.
  • Ácido salicílico: extracto de la corteza de sauce.
  • Ácido cítrico: extracto de frutos como el limón y la naranja.
  • Ácido glicólico: extracto de la caña de azúcar.

Los nuevos peelings y las nuevas combinaciones de técnicas permiten maximizar los resultados y minimizar los efectos adversos. Estos tratamientos sirven para lo siguiente:

  • Aceleran la síntesis del colágeno, rejuvenecimiento e hidratando la piel.
  • Ayudan a tratar pieles con acné y grasosas.
  • Mejora la apariencia de las arrugas de expresión (entrecejo, frente o patas de gallo).
  • Trata marcas y cicatrices.
  • Ayudan a tener una piel más firme, elástica, clara, luminosa y suave.
  • Corrige manchas superficiales y de pigmentación.
  • Mejora el aspecto de las estrías.

No se recomienda en personas con problemas infecciosos de piel de tipo viral. Las personas que toman medicamento para el acné deben esperar tres meses para tomar un tratamiento con ácidos. Si la piel está muy agredida por otros tratamientos o con heridas, hay que esperar a que la piel se recupere. La piel puede presentar enrojecimiento, pero desaparece días posteriores.

RECOMENDACIONES

Las sesiones con ácido se recomiendan cada 30 días, la cantidad de sesiones recomendadas dependen del tipo de tratamiento, generalmente son entre 5 y 8 sesiones.

Mientras dura el tratamiento, queda estrictamente prohibido exponerse al sol. Es indispensable proteger la piel con una pantalla solar y mantener la piel siempre hidratada.

No usar cremas que contengan retinol.